viernes, 21 de marzo de 2008

El partido empezaba antes

Sí, mucha lucha al final. Terminaron con dignidad, pero los partidos comienzan con el saque de centro. ¿Por qué esperamos tanto en ponerlo todo? ¿Por qué reaccionamos tan tarde? Actitud, sí, pero no dura, no se mantiene todo el partido. O bien empezamos marcando y nos relajamos o bien salimos fríos y reaccionamos cuando la cosa se pone muy difícil.

Esto es problema de mentalidad. La primera parte no fue buena, no lo olvidemos. ¿Cuántas veces tiramos a puerta? ¿Cuántas veces llegamos con claridad cuando íbamos en desventaja en la eliminatoria? Las sensaciones finales son buenas pero no son suficientes. Me dan ganas de desconectar.

8 comentarios:

Antonio dijo...

Lo que yo siento es impotencia. El Barça ha sido superior al Valencia, como lo fue el año pasado contra el Liverpool, pero otra vez a la calle.

En primer lugar, como ya es habitual, ni una pizca de suerte en los momentos fundamentales. Ese primer remate de Milito que merecía ser gol, ese golazo de Baraja que le sale justo hoy, ese tiro de Abidal calcado al de Baraja pero que no entra, esa serie de rebotes que acaba dejando a Mata solo en el segundo gol, ese ligerísimo toque de Valdés que impide al defensa (no recuerdo quién era) sacar la pelota en el tercero… En definitiva, lo de siempre. Hay que acostumbrarse. La suerte, salvo excepciones, no se alía con nosotros jamás.

Reconociendo todo esto, hay cosas que ya me parece que están pasando de castaño oscuro:

-¿Me puede explicar alguien por qué no ha jugado Henry desde el principio? Quiero decir, qué pasa, ¿que nos hemos gastado 24 millones en un tío de primer nivel para que el día que se juega uno de los partidos más importantes de la temporada se quede en el banquillo, cuando encima Messi no estaba? Luego, cuando Rijkaard se da cuenta del error (minuto 50), va y quita a Touré, que es quien da equilibrio al equipo. No puede quitar a Xavi o a Gudjohnsen, no, tiene que quitar a Touré, que es el que evita que nos partamos en dos. En definitiva, Rijkaard, como siempre, colaborando. En serio, este tío no puede ser el entrenador del año que viene. Tuvo su época. Es una pena que salga por la puerta de atrás después de lo que ha hecho, pero esto no es una ONG. Desde hace un año y medio no da una a derechas. Frank, gracias mil veces, pero hasta siempre.

-¿En serio me va a decir alguien que no se puede dedicar más tiempo durante la semana a realizar disparos a puerta? Necesitan un mínimo de cinco ocasiones para meter un gol. De verdad, es que no es normal… Y es que luego ves las estadísticas y se te queda una cara de tonto… En el global de la eliminatoria, poco habrá faltado para que hayamos tenido el doble de ocasiones que ellos. Sin embargo, soy yo el que voy a estar cabreado una semana.

-Los tres goles, regalados. En el primero, Zambrotta intenta hacer de Cafú en vez de pegar un pelotazo, y la lía, como casi siempre (por cierto, otro que cada vez que juega es como salir con 10). En el segundo, pues en fin, las imágenes hablan por sí solas. Uno por el otro, la casa sin barrer. Y el que ya me parece intolerable es el tercero. Osea, estamos luchando durante 70 minutos para meter un jodido gol (con perdón), y cuando lo conseguimos, permitimos que nos marquen en la siguiente jugada. Intolerable en un equipo profesional, no digamos ya en todo un Barça. Por supuesto, el Valencia finaliza la acción porque no ha habido nadie lo suficientemente listo como para hacer una falta táctica. Claro, luego a nuestros cracks los masacran partido tras partido, pero no pasa nada, como nuestra ‘filosofía’ nos impide hacer una falta más de las imprescindibles, no vaya a ser que alguien del rival se haga pupa…

-En caliente, me sale hablar de cuatro jugadores en particular:

Valdés me parece un buen portero, lo he dicho decenas de veces, pero quizá haya llegado el momento de admitir que, en los momentos claves, muchas veces se caga. Hoy, prácticamente todo lo que ha ido a portería ha acabado en gol. Siento ser tan claro, pero Casillas-Buffon-Cech… habrían evitado alguno de los tres goles. Posiblemente el tercero. Para mí, la final de París fue la excepción que confirma la regla. Le puede la presión.

Con Eto’o me pasa un poco lo mismo. Desde su primera lesión grave de rodilla no es el mismo, como ya he comentado en alguna ocasión. Hoy incluso ha metido un gol, pero en los días importantes, cada vez es menos decisivo. Se mata a correr, nadie lo discute, pero no sé si es suficiente para que sea titular el año que viene. Y, la verdad, si no va a ser titular, hay que venderlo, porque no sabe ser suplente. No sé, tengo un dilema con él. Me da la sensación de que le va a costar mucho alcanzar otra vez el nivel de antes, y el ‘9’ del Barça tiene que ser un jugador decisivo en cada partido, y más, por supuesto, en los importantes. Si no, no sirve para el puesto. Y, para mí, ser decisivo es marcar el 0-1, por ejemplo, no el 3-2 cuando ya casi estábamos eliminados, cuando además hasta entonces no había hecho absolutamente nada.

Creo que a Puyol hay que empezar a dosificarle. Me explico. No digo que esté acabado, pero considero que ya no puede jugar 80 partidos al año. No nos engañemos, Puyol es todo físico, y ya va a cumplir 30 tacos. Desde la final de París (también en parte por las lesiones), ha ido hacia abajo, porque el físico ya le está empezando a fallar un poco. Antes era un 10 y ahora solo es un 8. Pero claro, esa diferencia es la que hace que a ciertas pelotas ya no llegue. Y son pelotas importantes, que cuestan puntos o eliminatorias. Él no es como el otro tipo clásico de central, el que no destaca tanto por el físico, sino por la colocación y tal, como podrían ser Hierro o Koeman en el pasado, y ahora Márquez o Cannavaro. Ese tipo de central puede aguantar más años, porque se desgasta menos. En esencia, estimo que, como a Messi, habría que guardarle para los 35-40 partidos fundamentales de la temporada. Es decir, los de Liga contra equipos de mitad de tabla para arriba, los de Copa y los de Champions (más las posibles Supercopas, Intercontinentales y estas historias).

Finalmente, estoy desconcertado con Abidal. Hoy creo que le he contado cinco pases regalados seguidos (osea, cinco contraataques). Qué mal está, madre mía… Es que peor que Zambrotta incluso, que ya es decir…

Honestamente, creo que vienen un par de meses durillos. Me da que va a tocar apechugar por segundo año seguido… Con la ilusión que me hacía la Copa, joder. Vaya palo…

Perdón por el tocho. Saludos.

ape dijo...

Es evidente que el Barça no está bien, pero, lo que me da rabia es que muchisimos equipos grandes ganan estos partidos jugando solo la mitad, y el Barça no, no es capaz y tampoco tiene un poquito de suerte.

Es una noche que me ha dejado malas sensaciones. Estoy decepcionada.

Cris dijo...

Pues ya somos dos...a mi también me dan ganas de desconectar y pasar de este equipo. Mira, es que me da una rabia que se pusieran a hacer algo sólo los últimos 15 minutos....cuando terminó el partido me quedé en el sofa como 10 minutos en los que no podia reaccionar...simplemente estaba mirando a la pared, sin pensar nada...que decepción y que desengaño!

congrius dijo...

Pues yo también me estaba empezando a quedar catatónico mirando la pared después del partido. Menos mal que le di a un botón del mando accidentalmente y acabé tragándome un documental sobre los círculos de las cosechas que me absorbió totalmente y atenuó un poco el golpe. Qué palo tan tremendo. El Barça tenía el horario desajustado, empezaron el partido a las 22:30. ¿Y para qué les regalan esos relojazos de medio kilo para arriba?

Yo sí entiendo el cambio de Touré, el hombre estaba bastante cascao. Seguro que lo estaba pasando mal. El cambio que me dejó medio tonto fue el de Edmilson, pero luego no resultó tan malo como me temía. Es que, cuando vi que salía él, pensé que a Frank le había dado un último siroco y que ya pasaba de todo.

¡Menudo grito le metí a Zambrotta cuando no despejó de patadón el balón del primer gol! Me habrán oído en todo el bloque. ¡Qué tío más espeso!

Y ese defensa que no puede evitar el tercer gol, creo que era Xavi, ¿no podría haberla parado con la mano y hacer penalty? No sé, no creo que le fueran a expulsar por eso, y mejor un penalty que un gol seguro. Bah, son las reflexiones de la impotencia, no me hagáis mucho caso.

Bueno, ánimo a todos, yo sigo aquí esperando cándidamente algún tipo de reacción. La toalla no la tiro jamás.

Anónimo dijo...

ape los otros equipos de los cuales hablas no estan estrcturados para hacer el tiki taka. nosotros si no entramos con un jugador con el balon en las piernas en la porteria no marcamos y ademas se ve que no tenemos a un mediocampo. xavi puede marcar lo que quiere ma difensivamente no existe y a nivel de costrucion tambien es demasiado estatico.

KUBALA

ape dijo...

@ kubala
a veces, cuando el Barça no cumple,me parece un pecado más que una cualidad lo del balón al pie.

@congrius
Merece un aplauso tu ultima frase. ¿Podrías explicar tu filosofia también a los jugadores del Barça?

congrius dijo...

@ ape
No, no, mi filosofía personal es la del mínimo esfuerzo, así que mejor que el Barça no la comparta.

ape dijo...

@congrius
El Barça conoce muy bien la filosofía del mínimo esfuerzo, yo entendia la de la toalla que no se tira jamás.