miércoles, 27 de octubre de 2010

El Barça demostró en Ceuta que hay futuro


Día para jugar con extremos extremos. Con el campo estrecho había que abrir al máximo. Jeffren y Pedro, más Maxwell y Adriano, posibilitaban las penetraciones por banda. Los goles llegaron en seguida y al Ceuta, aunque luego lo intentó, no le alcanzaba para provocar grandes peligros.

Partido para sacar conclusiones, para rodar a los menos frecuentes y para seguir en la dinámica de atacar y atacar, con la ilusión de lograr nuevos títulos. Quizá fue, especialmente en la primera parte, la versión más holandesa del Barça, cuando sobre el campo estaban los extremos puros.

De entrada, llamó la atención la determinación con la que salió Jeffren. Muy decidido a despuntar y abrir la lata del Ceuta, realizó varias penetraciones, con regate y velocidad, aunque acelerado con un punto de más. Me atrevería a decir que de esa aceleración pudo venir la lesión, pero también es mucho atreverse. Hilé su respuesta en el campo con las que dio en una entrevista del diario Sport en la que se mostraba realmente contrariado por tener pocas oportunidades, sobre todo por que jugadores del filial le hubieran adelantado.

Ojo con Nolito

Y es que tanto él, como el propio Bojan, ya pueden ponerse las pilas, porque hay un chaval decidido a no desaprovechar su oportunidad. No tiene edad de jugador promesa, pero sí calidad. Nolito salió precisamente en lugar del lesionado Jeffren y mostró gran desparpajo y determinación. Se fue a portería e intentó el uno contra uno sin desmoralizarse porque algunos intentos no le salieran y provocó gran peligro. Ojo a este chico, que puede ser un buen recurso para el primer equipo. Es su oportunidad y si le ayudan puede encontrarse con la élite. Talento tiene, desde luego.

Capítulo Bojan: Ya ruedan teorías sobre si está triste, si está bloqueado, si subió demasiado pronto al primer equipo... Diré que recuerdo al Bojan de finales de temporada pasada y fue muy importante su participación. No soy entrenador ni psicólogo, pero creo que el chaval tiene que recuperar las sensaciones de ese tramo liguero del año pasado, volver a ese estado mental y persistir. Parece que tiene unos buenos padres para que le ayuden.

Puedo seguir con nombres propios, hoy me apetece tirar por aquí, y decir que Pedro está regresando. Ayer marcó un gol y demostró por qué se ha hecho un sitio en el Barça y en la selección. Es un ejemplo a seguir por la gente de la cantera. Humildad, sacrificio y máxima concentración en cada acción aunque participe pocos minutos, aunque no esté en forma. Sigue la estela de la profesionalidad de Puyol aunque en otra faceta. Estos son deportistas modelo.

Y quiero hablar de Keita. He visto que algunos seguidores no entienden que juegue en el Barça, vamos no entienden su papel. Con esa cara de bueno, es un ladrón, un ladrón de balones. La mayoría de las recuperaciones en el centro del campo las hizo él, muchos de los ataques se produjeron por robos de balón hechos por él. Es fundamental. Y hablemos de Mascherano, y desmintamos la leyenda de que es defensivo, muy bueno, pero defensivo. Pues resulta que no lo conocíamos bien. Tiene pase, tiene toque, sabe cambiar de orientación y lo hace bien. Únicamente veo que está teniendo dificultades en los balones divididos porque no es un tipo con gran envergadura y muchas veces se tiene que echar al suelo jugándose la tarjeta o el peligro.

Y hablemos del resto de jugadores del filial. Bien los centrales Fontás y Bartra, con solvencia, clase, frialdad, no se ponen nerviosos. Dieron otro paso adelante.

Y dejo un apartado para la gran promesa de los medios de comunicación, Thiago Alcantara. Sería bueno que entre todos lo dejáramos en paz. Hay demasiado foco sobre él. Diré lo que pienso y lo que he visto. Lo vi jugar en directo en Cartagena, con el B. En el mismo calentamiento me maravilló su técnica, cómo toca el balón, de qué forma da los pases, con qué arte. Luego en el campo me defraudó porque es verdad que hace cosas, pero en seguida desaparece, es como si desconectara.

Cuando participa Thiago se adorna en exceso a veces, y como alguien dijo en la retransmisión de la Sexta, no puede soportar, como se pretende, todo el juego del Barça al estilo Xavi, precisamente por esa discontinuidad. Quizá hablar de eso es absurdo, dada su edad, 19 años, y la inapropiada comparación, pero veo que pasa mucho tiempo sin que participe, justo en un equipo donde el centro del campo es fundamental. No sé, no dudo de sus condiciones, pero creo que tiene que poner más de sí, implicarse más para llegar a ser jugador del primer equipo con todas las de la ley.

(Las fotografías son de Manel Montilla y han sido extraídas de www.elmundodeportivo.es)

1 comentario:

guiye dijo...

http://guille-azulgrana.blogspot.com/