miércoles, 7 de mayo de 2008

Boicot a las televisiones estatales

Qué poco señorío, qué poco respeto. Lo que está haciendo la Brunete con el Barça es para tomar nota. Llevan semanas hablando del pasillo, ahora lo convierten en paseíllo. Ironizan con un acto simplemente deportivo.

Algunos programas como el Maracaná deportivo del mediodía, en Cuatro, han hecho y siguen haciendo mofa y escarnio del pasillo y del partido de esta noche. No sólo han dado el montaje de la boca de metro, protagonizado por actores, sino que se han inventado un cartel de corrida de toros, con el 7 de España (Raúl), el Santo Casillas y no sé qué apodo para Guti, además de sacar por dos veces la parodia del chiquilicuatre con letra de burla sobre el Barça, lo que por cierto ya circulaba al revés por la red, desde que cayó el Madrid en la Champions.

El trato tan despectivo, visto con la misma tranqjuilidad de nuestro querido Rijkaard, de verdad que es desproporcionado. Dejé de escuchar las cadenas de radio nacinoales, pero voy a tener que dejar de ver a los Lamas, Carreño, JJ, Manu Sánchez y compañía. Propongo el boicot para todas estas cadenas. No las veamos más. Os animo a los culés a no escuchar ni ver a estos chiquilicuatres, estos sí que lo son. Impresentables centralistas. El Barça, salvo Eto'o, nunca ha hecho escarnio de la derrota del eterno rival. Puede que las aficiones sí lo hagan, entra en lo normal, pero lo que están haciendo las televisiones, sobre todo Cuatro, pasa de castaño osucro. Así que boicot, en la medida de lo posible. Esta noche, seguramente veré el partido en silencio. No aguanto a JJ ni, mucho menos, a Floro, y ni, tristemente al servil Amor.

3 comentarios:

Gigio dijo...

Lo siento Sito pero eres tu el que debe aplicarse lo que demandas.

Hace más de sesenta años ya escuchaba la BBC... si queria conocer la realidad.

Como tambien era de esperar que el arbitro de esta noche nos ayudaria... a caer. Es lo de siempre. Es lo que se puede esperar de un pais con una mayoria que nos considera unos malhechores.

Pero hablemos de futbol. Por fin se ha dado cuenta Rijkaard del desastre que ha provocado. Su cara era un poema funebre.

Poca gente se ha salvado.

A la mierda Henry, Xavi, Guddie. Zambrotta, Marquez.

Flojos Bojan, Puyol, Valdés, Edmilson...

Se salvan solo los morenos con Messi.

Quisiera ser amnésico. Que vergüenza. Lo peor es que se veia venir... Pudo haberse producido ya con el ManU.

Adios Txiqui.

congrius dijo...

Pues yo sí que he caído en la masocada de sufrir casi a pelo la experiencia completa del epifánico éxtasis universal blanco y la pesadilla blaugrana y bajada a los infiernos, a jugar al fútbol playa en Última División contra Franco y Juanito. Digo casi, porque el ubérrimo pasillo, fuente de tantísima alegría, cuerno de la abundancia periodística, me pilló en la cocina y sólo lo pude oír distraídamente por CADENA SERRRR, qué pena. La experiencia ha sido de aúpa. Me enfrentaba a ella con el ánimo narcotizado por el desmoronamiento del frágil suflé de las semifinales y anestesiado por la sucesión de calamidades que nos siguen asolando una tras otra, y tras otra y tras otra. Sin embargo, lo vivido estos días en torno al Clássico me ha conducido a lo que preveo un buen tochito que podría anunciar como "Queridos televidentes, esta noche en sus pantallas: MÉS QUE UN PASSADÍS". Tampoco iba a desvelar ningún misterio o aportar ideas constructivas ni originales ni guays ni nada, sólo irrelevancias rumiadas para pasar el trago. En general, mi opinión coincide con la línea de Sito, así que podéis saltar libremente al final, donde dice "ánimo a todos y visca el Barça".

Alrededor de un clásico morboso pero absolutamente descafeinado e irrelevante, se ha levantado un edificio de crueldad y revancha públicas como no he visto nunca. Más allá de las infantiles mofas martilleadas hasta la saciedad estos días por propios y extraños (ejemplo a vuela pluma, ese Kiko Narváez regocijándose en el mal de muchos), y de la evidente frustración provocada por la situación de alerta roja en que se encuentra el club (por Dios, hagan lo que hagan, no me toquen a Touré), la verbena de la autoafirmación merengue me deja la misma sensación amarga que percibo en tantos otros ámbitos. Se nota la conjunción de factores interesados en enfrentar a la gente más de lo que ya están. Crear bandos cerrados fácilmente pastoreables como sectores de mercado, con sus señas de identidad marcadas a fuego y bien a la vista. Lo que ha quedado claro para toda España, según nos cuentan los que nos cuentan las cosas, es que se ha celebrado una gloriosa ceremonia de coronación futbolística que, trascendiendo el siempre jugoso chuletón del recochineo ante al máximo rival deportivo, simboliza el reconocimiento de la legítima soberanía del "Real Madrid way of life", el estilo que se gastan los seguidores del Rey de las Glorias Deportivas que Campean por España. Incluso más allá de las connotaciones políticas, el madridismo mediático y social se ha quitado la máscara, se ha sacudido los complejos y han salido del armario dando una patada que se ha sentido como un terremoto, tal como vienen pidiendo los curas a sus fieles recientemente. El retorcido escarnio al que han sometido a un rival desintegrado no deja lugar a dudas sobre sus intenciones. Han recurrido a bajezas abismales, descargando su frustración acumulada y meando por toda la verja para marcar su territorio y proclamar: no se pasen ni un pelo. Detalles como el de Schuster recordando cuando el hizo el pasillo de chaval, el espeluznante "Txiki Txiki" del Barça, el pasillo publicitario de Calle 13 en el metro, la saña del brunetense contra Rijkaard, que parece algo personal, el campañón desplegado por Prisa y todos sus enemigos...
Nos han montado un espléndido fiestorro a escala nacional cuajado de símbolos entrañables, al que no ha dejado de asistir ni un solo invitado, a saber:
- Tsunami de previas "especial pasillo 08" (al loro, que esto parecen considerarlo como otro título aparte de la liga).
- El duelo de entrenadores ganado de antemano, y ampliado a 17 puntos de diferencia, por el indiscutible genio de los banquillos, el mítico Bernardo. Sagaz como pocos, la lumbrera bávara ingenia una estrategia magistral tras otra, y en este caso ha creado una trampa letal con la que deja al Barça colgando de un pino a las primeras de cambio, con un par de jugadas de pizarra brillantemente ejecutadas por una ganadería de miuras con la sensibilidad de Picasso. Goza el rubiales de la gran suerte de disponer de un plantel sabiamente escogido, al que ha sabido cuidar con mimo hasta alcanzar su punto de máximo rendimiento individual, colectivo y espiritual. Una escuadra de guerreros, "no exenta de calidad", que derrocha pegada y se encuentra en un momento exultante de confianza, en plena forma y al completo. Guiados por el ya legendario "7 de España" (siempre puntual a su cita con el gol y ganándose a pulso lucir el brazalete en la Eurocopa), qué mejor caudillo para semejante mesnada. Si bien, he echado a faltar la guinda de una aparición y golito del blanquísimo Saviola contra su pérfido exequipo.
- Público chulesco, crecido, sobreestimulado e hiperamplificado, bajuno, revanchista y poco caballeroso, gritando olé como el que clava una puya o como el que moja tras salir de la cárcel, silbando a un tipo ejemplar como Puyol, que este verano defenderá ciegamente el equipo de la bandera esa que adorna las mangas y los cuellos de sus nikis. En fin, lo que se espera uno de esa afición, pero potenciado por toda la caña que se ha metido previamente. Cuando han empezado con lo de "así gana el madrid", me ha entrado la risa floja, muy bueno, sí señor.
- El rival autista, que le regala el escudo al campeón, aunque casi se le olvida en el vestuario. Mermado en tantos frentes, que resulta cansino hasta pensar en ello. Eso sí, de los de hoy, Touré y Messi son absolutamente intocables, Bojan parece que será la hostia, en un futuro próximo, y Gio tiene que ir mejorando, pero le veo garra. Es irónico que Messi tuviera que hacer un jugadón para que Iker se pudiera sumar a la fiesta y celebrar alguna parada suya. Lástima para él lo del gol de Henry, golazo, más bien. Lo chula que hubiera quedado una manita estándar.
- Arbitro hipercolaborador, para variar. Atraco diluido por lo predecible y adecuado para la ocasión. A pesar de que no cabía la menor duda de que el Barça iba a ser aplastado sin contemplaciones por el intratable rodillo merengue, un arbitraje, digamos, demasiado ortodoxo podría haber llegado a interferir en este fructífero ambiente de euforia "nacional" tan sano que se respira. La joya de la corona es el penalty, que habría sido para llorar de no haber estado ocupado admirando la creatividad del trencilla. Eso sí, Pérez Burrull tuvo el inusual detalle de ponerse una camiseta fosforito, que por una vez no se confundía de lejos con la camiseta del Barça.
- Y la puntilla final: los comentaristas. He escuchado los comentarios de marras y he comprobado que lo de Floro, cuando superas la indignación inicial, es para partirse de risa. Un cómico de primera, lástima que él no lo sepa. Hay que joderse con el genio futbolístico laureado, menudo majadero fundamentalista blanco, resentido de mierda, con una carrera que parece un retablo del fracaso. Le ciega la bilis mal procesada. Es algo nauseabundo, pero lo que sí que ya me da pena es, como bien dices, Sito, el servilismo de Amor. Cumple el mismo patrón de sumisión y acomplejamiento seguido por Ferrer, Salinas o cualquiera (culé o simplemente no madridista) de esos que ponen para equilibrar un poco al comentarista forofo merengue de turno. Que pongan a Migueli o a Hristo, que lo iban a flipar. Como siempre digo, la mejor muestra del hijoputismo de los que retransmiten los partidos por la tele está en su vil táctica de retardar la señal de TV lo suficiente para que no puedas poner una radio y quitarle la voz a la tele, y que te acaba jodiendo la emoción de las jugadas y te obliga a tragar con lo que hay. Qué avaros.

Me da mucha pena perder a Rijkaard. Me resisto a creer que se va a ir de verdad. Si hubiera ganado 3 copas de europa y cuatro ligas, como parece que se le exige, habría que hacer un profundo estudio antidoping del equipo, porque algo raro tendrían que haber tomado. A ver, no es normal ganar títulos todos los años. El invento se te puede joder por mil factores. Echemos a Rijkaard y busquemos a otro; Mou, Guardiola, Laudrup, Pellegrini, no creo que ninguno de ellos sea más capaz que Rijkaard de levantar el Barça y refundar un equipo (tengo mis dudas en el caso de Pellegrini). Frank es el mejor entrenador que podemos encontrar en el mercado. Yo no veo tan claro que su continuidad implique una caída definitiva, más bien pienso todo lo contrario. Con un nuevo orden, sin lesiones, con suerte y concentración en la tarea, podría volver a llevarnos a lo más alto. Qué pena que se tenga que ir por cojones, y que siga Txiki. Espero que algún día se le pueda volver a traer, como se hizo con Van Gaal pero en positifo.

También me da pena el pobre Guddy, tiene que estar más quemao que el temita del pasillo.



Buf, interminable tocháncano. Si alguien llegó hasta aquí, siento haberle hecho perder el tiempo. Disculpas por tomarme estas libertades y

Ánimos a todos y visca el Barça.

Anónimo dijo...

Sito, eso yo ya lo hago hace años:
Nunca veo las noticias deportivas por los canales nacionales, son como Real Madrid TV. En los partidos como el de ayer, los transmitidos por Tele5, A3 o La Sexta, sonido a cero y radio de aquí. Jamás ver a Lama y cía ni nada que se le parezca porque aunque se pudiera pensar lo contrario, eso medios de comunicación sirven de poco para saber que es lo que realmente pasa aquí en el Barça , sobre todo por lo parciales que son.

Daniel
Barcelona